Home » Vida Saludable » Revilla: "Quiero reconstruir la Hispanidad y México tirará de nuestro idioma"

Revilla: "Quiero reconstruir la Hispanidad y México tirará de nuestro idioma"

Veinte minutos antes de la cita con EL MUNDO y la cadena mexicana MILENIO, Miguel Ángel Revilla (Polaciones, 1943) llega a la sede de la presidencia del Gobierno cántabro conduciendo su Peugeot. Es sábado, ha cerrado los presupuestos de Cantabria para 2019 al lograr el apoyo de Ciudadanos (Revilla gobierna en minoría con el PSOE) y tiene previsto acudir a media mañana a una feria de ganado en el sur de su comunidad autónoma. Revilla no defrauda ni en la calle, ni en el despacho, ni en la televisión donde su presencia dispara las audiencias. Hoy vuela a México, donde ha sido invitado personalmente por Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Con 74 años y ratificado como aspirante por novena vez a la presidencia de Cantabria, Revilla quiere «recomponer» la Hispanidad y unir a 1.000 millones de hispanohablantes con AMLO como aliado.

¿Cómo surgió su relación con Andrés Manuel López Obrador, el próximo presidente de México?
Yo hacía tiempo que quería conocer a Pepe Mújica y a Andrés Manuel López Obrador. A AMLO le envié cuatro libros y una carta pero pasaba el tiempo y no me contestaba. A través de un empresario amigo mexicano lo logré y junto a su mujer Beatriz Gutiérrez Müller. Fui a recogerles a Bilbao y se sorprendió cuando todo el mundo quería hacerse fotos conmigo. Aquí visitamos Ampuero, el pueblo de su abuelo que era hijo de guardia civil. Surgió una especie de flechazo mutuo.
¿En que se parecen López Obrador y usted?
Todos me han dicho que es un hombre honrado. Es un hombre austero y de ideales. Los dos hemos ido contracorriente y él es de una tenacidad increíble. A AMLO en el 2006 le limpian las elecciones y sigue sin incitar a nadie a la violencia. Un hombre capaz de seguir luchando contra viento y marea, contra todos los poderes económicos, incluso los medios de comunicación.
Usted predijo la victoria de López Obrador en su tercer intento de ser presidente de México…
México es una caldera que puede explotar si no llega una persona que acabe con la corrupción, que solucione problemas como que millones de niños no tengan escuela. Pero he estado temblando durante toda la campaña por su seguridad. Le he advertido que es una temeridad no llevar guardaespaldas. Se lo he pedido yo y se lo ha pedido todo el mundo y se lo voy a decir ahora cuando esté con él.
¿Cómo puede cambiar López Obrador la situación de México a partir de su designación?
Tiene la papeleta más difícil que tiene un político en el mundo. Un país con violencia, con 50 millones de personas en el umbral de la pobreza, con una corrupción institucionalizada, con una disparidad de boato y ostentación de poder institucional. México necesitaba un hombre honrado, leal, con principios y con valores.
¿Cómo es su relación con el futuro presidente de un país con 129 millones de habitantes y el segundo más importante de América?
Compartimos muchas cosas. Por ejemplo, lo fácil es apuntarse allí al PRI y aquí al PP. Si creemos en algo metemos la cabeza contra viento y marea. El tiene la ventaja de que es muy tranquilo mientras que yo soy muy nervioso, más impulsivo. No tiene nada que ve ni con Chávez ni con Fidel Castro. Es un socialdemócrata y en México tienes que ser radical contra la pobreza, contra la corrupción… No va a quitar a nadie nada pero sí a exigir que la gente pague los impuestos. Yo pago el 50% aquí. No me gusta pero hay que pagarlos porque si no no puede haber hospitales públicos. Hay que salir de las zonas nobles que son equiparables a Singapur o a Madrid y ver kilómetros de ranchitos, ver cómo vive esa gente.
¿Cuál es su objetivo en esta doble cita con un encuentro privado de varios días y la ceremonia oficial el día 1 cuando López Obrador porte la banda presidencial?
Me gustaría reconducir desde un análisis de reconocimiento de las atrocidades que se cometieron pero nosotros somos otras generaciones. Nos interesa unir un mundo de 1.000 millones de hispanohablantes. Ahora voy a empezar. Quiero reconstruir la Hispanidad, porque nos interesa. A final de este siglo el español alcanzará al inglés y es México quien va a tirar de nuestro idioma. México es el gran futuro de la lengua, es el gran país para España. Geográficamente estamos en Europa pero afectivamente estamos en América y yo en México me siento como en casa.
Probablemente coincida con Sánchez en la ceremonia de investidura de AMLO. ¿Le instará a convocar las elecciones generales?
Ya le dije que si no aprobaba los Presupuestos tenía que convocar elecciones. Lo que no me gustaría nada es que sea el 26 de mayo porque me obliga [refiriéndose al Partida Regionalista de Cantabria] a presentar lista para las generales.. Se devalúa la realidad autonómica y la municipal meclándolas con las generales. No debe cometer ese error.
Las elecciones de Andalucía abren un año electoral muy intenso. ¿Van a marcar esas elecciones la historia de España?
Habrá una atomización tremenda al fragmentarse la derecha. Vox va a tener representación en Madrid. Quitar 500.000 votos a una lista mayoritaria pueden ser muchos diputados Habrá un fifty-fifty entre PP y Ciudadanos y no se va a arreglar gran cosa. Habrá inestabilidad antes y después de las elecciones.
Precisamente son dos partidos independentistas catalanes quienes han abortado la negociación presupuestaria, ¿el Gobierno de España puede depender de ellos?
No. Yo siempre he hecho pactos lógicos. Los pactos son igual que los cócteles. En el gin-tonic la ginebra con la tónica gustan y, además, sientan bien. Pero a nadie se le ocurre echar un poco de vinagre y un poco de aceite. Eso es un cóctel molotov…

Conforme a los criterios de

Saber más

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>