Home » Vida Saludable » El PNV no apoya a Andrés Gil para RTVE

El PNV no apoya a Andrés Gil para RTVE

El periodista de eldiario.es, Andrés Gil. TWITTER

Andrés Gil, redactor jefe de Política en el eldiario.es, será propuesto como nuevo presidente de RTVE, fruto de las negociaciones entre PSOE y Podemos para encontrar un relevo para José Antonio Sánchez en la corporación pública.

Gil dejaría su puesto en el diario digital que dirige Ignacio Escolar, según ha explicado Pablo Iglesias en el programa de Antena 3 Espejo público: “Parece que finalmente el acuerdo será con Andrés Gil. Me alegro de que así sea… En la negociación ha habido una cuestión que ha quedado clara desde el principio: TVE tiene que dejar de ser un aparato de propaganda del partido que gobierne”. El PNV, sin embargo, ha sido el primer partido en manifestar que no se puede dar por hecha la designación, porque ellos no la secundan.

Gil trabajó en la prensa del grupo Prisa de 1999 a 2006, se encargó de la subdirección del diario ADN entre 2006 y 2012 y ha estado al frente de la sección de Política de eldiario.es en el último lustro. Carece, pues, de experiencia en gestión empresarial y en los medios radiofónico y televisivo.

La decisión, adelantada por elconfidencial.com, sería el desenlace de una enconada negociación entre los dos grandes partidos de izquierda, conversación en la que la formación morada contaba con hacer valer su postura. Iglesias, fuera del Gobierno pero sostén del mismo en la moción de censura a favor de Pedro Sánchez, ha priorizado que Podemos tuviera fuerza en todo acuerdo referido a RTVE. Son necesarios, además, para la convalidación del decreto-ley que renovará la corporación por vía urgente. Sánchez afronta las dificultades de gobernar con tan sólo 84 diputados: necesita a Podemos, pero también a los nacionalistas -y ERC ha amenazado con retirar sus apoyos en la renovación de RTVE-. Los consejeros necesitarían dos tercios de apoyo en las cámaras y en su defecto una mayoría absoluta. Desde el PNV, tras conocerse el nombre de Gil, han transmitido que ese periodista no cuenta con su beneplácito. “No nos lo han consultado y nos parece mal esta filtración de nombres en medios de comunicación. Andrés Gil no va a contar con el apoyo del PNV“, han dicho fuentes de ese partido a EL MUNDO.

El tira y afloja

Ralentizado el acuerdo parlamentario para impulsar el concurso público por el que se elegiría nuevo presidente, las disensiones se trasladaron a estos encuentros entre los dos partidos, que arrojan daños colaterales, sufridos por algunos de los periodistas barajados. Este jueves, el foco se colocaba sobre Arsenio Escolar, ex director de 20 Minutos. Sin embargo, Podemos quería que la propuesta fuera suya -no del PSOE- y había puesto sobre la mesa otro nombre, el de Ana Pardo de Vera, al frente de Público.

Según distintas fuentes, la formación liderada por Iglesias había asegurado a esta periodista el cargo esta misma semana, al entender que podrían tomar la decisión pese a no formar parte del Ejecutivo.

En el caso de Pardo de Vera, Podemos esgrimía entre sus argumentos el rejuvenecimiento y la feminización de la cadena pública, pero el bando socialista veía al fondo a Jaume Roures, que está detrás del grupo Mediapro y Público y ha dado soporte a las producciones ligadas a Iglesias y Juan Carlos Monedero, a los que conoce desde que organizaban encuentros de cinefórum en la universidad.

El tira y floja ha causado malestar entre los periodistas saltados a la palestra, que han visto cómo se utilizaban sus nombres como arietes políticos de los partidos. Pardo de Vera, por ejemplo, contaba con que su nombramiento contaría con luz verde, pues así se lo había trasladado Podemos.

El cargo, a estas alturas, no es ningún caramelo: minado el consenso parlamentario que han negado PP y Ciudadanos y que ha dado pie a un decreto-ley, aumentaron los temores de ideologización en la cadena. No es de extrañar que ante ese escenario algunos de los perfiles propuestos previamente decidieran apartarse de la carrera, como ocurrió con el ex director de Informativos de TVE Fran Llorente. Conocida la apuesta por Gil, numerosos trabajadores de la casa han expresado su malestar.

Noelia Vera y Juan Manuel del Olmo, por Podemos, han negociado esta semana con Iván Redondo, jefe de Gabinete de Pedro Sánchez. Éste ha sido claro en su negativa a Pardo de Vera. De hecho, cuando Redondo dirigía el gabinete de José Antonio Monago, esta periodista dio a conocer en Públicolos viajes del entonces presidente de Extremadura.

Pedro Sánchez ha manifestado el carácter prioritario de la renovación de RTVE y lo ha demostrado a golpe de decreto-ley. Hace exactamente una semana el Ejecutivo aprobaba ese decreto, justo en el vencimiento del mandato del hasta entonces presidente de la radiotelevisión, José Antonio Sánchez, aupado al cargo con el único apoyo del PP y gracias a otro decreto-ley, del Ejecutivo popular en 2012.

A la vista del vacío de poder y de las trabas parlamentarias del grupo del PP para articular un concurso público sin demora, el nuevo Gobierno ha tenido que recurrir a esa misma vía urgente de 2012 y acelerar en consecuencia la remodelación. En los últimos tiempos, los socialistas han tachado a RTVE de partidista y manipuladora, como también lo ha hecho en repetidas ocasiones la propia plantilla de la cadena a través de su órgano de representación, el consejo de informativos.

Semana clave en el Parlamento

Aunque el mencionado decreto-ley no cuente con convalidación, prospera la presentación de candidaturas al consejo de administración de RTVE, el órgano de máxima responsabilidad de la corporación pública. El lunes, hasta mediodía, podrán registrarse en el Congreso los nombres de los candidatos que propongan los distintos grupos parlamentarios, para efectuar una primera votación a las 16.00 horas en sesión plenaria ese mismo día.

Los perfiles propuestos requerirían el respaldo de dos tercios de la Cámara; si no se alcanza, se volvería a intentar y ya sólo haría falta una mayoría absoluta, siempre que al menos cuatro grupos parlamentarios avalen las candidaturas.

Ése sería el principio de una semana dedicada a los nombramientos en una y otra cámara. Al Congreso le corresponde proponer seis consejeros y al Senado cuatro, para sumar un total de 10; uno de ellos sería nombrado presidente, si nada cambia Andrés Gil. Hay un plazo limitado: hasta el domingo 8 de julio.

Cabe recordar que, según indica la Constitución, la falta de convalidación provoca un cese de los efectos del decreto-ley, “pero no la anulación de los efectos producidos durante su vigencia”, una etapa que transcurre actualmente y en la que se decidiría la presidencia y la composición del consejo de administración de RTVE, en principio provisional hasta que se lance el esperado concurso público.

A la espera del concurso público

El itinerario del concurso público continúa, pero atropelladamente y con advertencias: este jueves, la Mesa del Senado adaptó el reglamento para articularlo, pero no lo puso en marcha a la espera de que el decreto ley quede convalidado, ya que introduciría alteraciones en el concurso.

Pedro Sanz, vicepresidente de la Cámara Alta, avisó de los riesgos, según recoge Efe: “Si las Cortes sacan ese concurso, y por alguna circunstancia no se convalida, habremos hecho un concurso que no se corresponde con la ley”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>