Home » Vida Saludable » Dos gobiernos ucranianos destinados a chocar

Dos gobiernos ucranianos destinados a chocar

En Ucrania nacieron este jueves dos gobiernos destinados a chocar. El estatal está presidido por un tecnócrata, Yatseniuk, sensible a la deriva nacionalista ucraniana que le ha aupado al poder. El ejecutivo regional de Crimea pasa a manos de Serguei Axionov, líder del partido Unidad Rusa, centrado en defender los intereses de una minoría nacional que profesa más lealtad a Moscú que a Kiev.

Rusia no podía quedar al margen de esta crisis, que amenaza a su base militar en Sebastopol. Este jueves reforzó los vuelos de vigilancia de sus cazas de combate en la frontera junto a Ucrania. Horas antes el presidente ruso, Vladimir Putin, había puesto en alerta a las unidades militares en el oeste y centro del país para chequear su disposición combativa. La exhibición de músculo militar no ha gustado a la OTAN, que este jueves mostró su “preocupación” por la situación en Crimea y urgió a Rusia a evitar cualquier acción que pueda incrementar la tensión en la crisis de Ucrania y dar pie a malentendidos.

El máximo comandante militar de la alianza admitió que ni Estados Unidos ni la OTAN han elaborado un plan de contingencia para saber cómo responderían si Rusia interviniera militarmente en Crimea como lo hizo en Georgia en 2008 ante un conflicto similar. Aunque en este caso los rusos ya están dentro de Ucrania con la flota del Mar Negro instalada en Sebastopol. De hecho blindados rusos realizaron este jueves maniobras de entrenamiento dentro de Crimea, propiciando algunas imágenes alarmantes en las redes sociales. El Ministerio ruso de Defensa insistió en que son ejercicios rutinarios, pero desde medios locales ucranianos se les acusa de estar ayudando a las milicias prorrusas a establecer controles de carretera y cortar caminos para evitar así una eventual llegada de fuerzas del orden procedentes del este del país.

Putin ordenó que se adoptasen las medidas necesarias en varias bases como el puerto ucraniano de Sebastopol, punto de anclaje de la Flota del Mar Negro. La presencia allí de los barcos rusos fue prorrogada hasta 2042 precisamente por el presidente Yanukovich. La medida, que provocó tensiones con los grupos más hostiles a Moscú como por ejemplo la minoría tártara, vuelve ahora a cuestionarse en un clima nacional de revancha y debacle económica. La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, se mostró dispuesta a ayudar financieramente a Ucrania y anunció que enviará en los próximos días un equipo a Kiev para entrevistarse con las nuevas autoridades del país. Perdido el salvavidas ruso, el Gobierno ucraniano confirmó que necesitará del FMI unos 10.000 millones de euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>